¡Es momento de que dejes a un lado los pretextos y arranques con tu propia empresa!

El mundo de las startups está lleno de personas con grandes ideas, que tienen toda la intención de emprender, pero no logra hacer despegar su negocio. ¿Por qué ocurre esto?

En la mayoría de los casos tiene que ver con el hecho de que los emprendedores no saben cómo hacer que esa “gran idea” en su mente, pase a ser un negocio ya establecido que genere dinero.

Trata de llevar esa idea que da vueltas en tu cabeza al mercado lo antes posible, ya que la tardanza puede costarte el éxito.

En el artículo de hoy te damos 10 consejos para iniciar una startup de una vez por todas:

1. ¡Empieza ya!

Piénsalo, si tú no te decides iniciar tu negocio, nada va a pasar, nadie va a hacerlo por ti, por ello, puedes empezar así:

  • Crea tu sitio web y registra el dominio.
  • Crea tus redes sociales.
  • Haz el sketch del producto.
  • Diseña un prototipo.

 

2. Vende lo que sea

Hay algunos emprendedores que saben exactamente qué vender, sin embargo hay otros que no tienen idea. Así que mi consejo es: vende lo que sea.

La mayoría de los empresarios más exitosos no venden nada nuevo, eso sí, lo hacen de diferente manera que su competencia, por ejemplo: Howard Schultz (Starbucks): Café.

Los emprendedores no siempre innovan en el producto, sin embargo, deben esforzarse mucho más en perfeccionar sus servicios y su publicidad para sobresalir.

 

3. Pide consejos y después que lo hagan por ti

Al iniciar un negocio, definitivamente no tendrás todas las respuestas, por ello, para obtener algunas, te aconsejamos que busques ayuda de expertos para que te ofrezcan asesoramiento en cualquier tipo de prácticas; ya sea empresariales, de fabricación, contabilidad o diseño de tu logotipo.

Ya que si llegas a tener un problema y no sabes la solución, alguien sí lo sabrá resolver e incluso puede asesorarte para que evites cometerlo de nuevo. Un negocio necesita más de los conocimientos profesionales que tú crees. ¡Haz que la gente trabaje por ti!

 

4. Opta por empleados “lejanos”

Si estás buscando talento de calidad y económico, no dudes en contratar trabajadores remotos. Son una excelente oportunidad de ahorrar un poco y contar con el apoyo de alguien que de cierta forma puede observar el panorama de tu empresa desde fuera, para después proponer nuevas ideas.

 

5. Contrata por proyecto

Al iniciar tu negocio tal vez tendrás problemas para contratar trabajadores, ya que son pocas las personas que se animan a trabajar para un negocio nuevo.

En vez de contratar trabajadores, emplea colaboradores para proyectos en específico. Éstos te brindarán sus servicios sin tener que atarte a ellos en un mayor plazo. No permitas que un “contrato específico” detenga tu crecimiento.

 

6. Encuentra un cofundador

Contar con un cofundador te ayudará a mantenerte motivado, te apoyará y te brindará sus conocimientos y habilidades.

Se dice que los inversionistas prefieren destinar en una startup que cuente con un equipo de fundadores, ante una que solamente cuente con uno. De hecho, se considera que tener tres de éstos no es demasiado, siempre y cuando exista una clara jerarquía en la toma de decisiones.

Tus cofundadores deben complementarte, brindarte las habilidades que te hagan falta, ya verás que pueden llegar a posicionarte en lugares que nunca imaginaste.

 

7. Trabaja con alguien que te “empuje” a mejorar

Elige a alguien que saque lo mejor de ti, que siempre te lleve a dar tu máximo y más. Los emprendedores más exitosos empujan a la gente a ser mejores.

En ocasiones hay que plantear visiones agresivas que demuestren qué tan lejos se podría llegar.

Encuentra un cofundador, socio, amigo o empleado que te impulse a mejorar siempre y asegúrate que el resto de tu equipo se encuentre en el mismo canal.

 

8. No te enfoques sólo en el dinero

Un buen producto o servicio siempre podrá sobresalir y hacer dinero. Trata de dejar que las cosas vayan evolucionando y no eches a perder tu idea.

 

9. Invierte en Marketing

Tener una estrategia de marketing es una de las mejores cosas que le puede pasar a un emprendimiento.

Al introducir tu producto al mercado estás posicionándote frente a las personas que van a comprarte. No es una pérdida de tiempo, es una excelente inversión.

 

10. Identifica y conoce a tus clientes potenciales

Una startup no debe existir sola en la mente del emprendedor, éste debe saber que los consumidores y clientes potenciales son las personas que van a adquirir su producto.

Por lo tanto, si habrá personas comprando y usando tu producto deberás saber todo acerca de ellos, ya que tu negocio sobrevivirá con base a esa recepción de tus servicios.

Recuerda que entre más rápido conozcas a tus clientes, más fácil podrás servirles.

 

Comenzar tu startup es lo más importante, lo demás vendrá de a poco.

¡Gracias por leernos!